Once in a lifetime

Aleatoriamente, por azar, por destino o porque si, llega una persona y te llega. Fecunda todas las flores de tu interior que yacian marchitas hace tiempo y empieza a brotar oxigeno por las cavernas de tu cuerpo avivando las pocas ascuas que aun quedaban de fuegos pasados. Te llega, te toca, pero puede que ni te des cuenta de todo lo que te esta pasando dentro, porque quizá no es lo que andas buscando, porque quizá no se parece en nada a tus ex parejas, porque no es tu prototipo, o porque estas tan colocada que no sabes ni por donde te pega el aire. Aquel dia, a las 6 de la mañana en un bar en el que se servia de garrafa y los alli presentes eramos los pocos desgraciados que se negaban a ir a casa intentando alargar la noche, arrastrandola a mas no poder hasta que en algun momento, que lo sabiamos, la goma no diera para mas y nos diera en el puto ojo. En ese cochambroso momento, me llego una persona, me toco, me sorprendio, como querais llamarlo y yo ni me di cuenta hasta dias despues. Y aquí estoy recordando a una persona con la que ni siquiera me acoste. Con la que tube una noche de fiesta y con la que intercambie na mas que dos palabras inteligentes. ¿Lo demas? PAJA. Y paja fue la  “conversacion” de apenas 10 palabras que no hace mas que pasearse por mi cerebro con movimientos elipticos cual satelite al rededor de planeta. Porque curiosamente, como la luna, se suele dejar ver solo por la noche.

– va quedate yo te invito a todo.

Sonrio con sonrisa pilla y dijo:

– va, me quedo

Joder, recuerdo su frase a camara lenta con cada letra resbalando por aquellos labios humedos, planeando por el aire como hoja movida por el viento por el escaso metro y medio que nos separa y metiendose por mis oidos con una sensualidad que solo aquella persona, aquella frase, habria conseguido. Escalofrios, chupito, 7 de la mañana, que coño es esto, te quiero en mi cama.

Y asi, tan claramente, no recuerdo nada mas. Solo mas alcohol y mas risas, y caras sin definir, y que no paso nada, ni un beso, ni una caricia, nada. Quiza por que encontramos algo que no buscamos y tardamos en reaccionar. Quiza por que no se dio el momento. Quiza por que era yo sola lo que sentia aquello. Pero haber dejado pasar el tren, dolio mas que el bajon del dia siguiente, incluso sigue doliendo.

Anuncios

3 comentarios sobre “Once in a lifetime

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s